Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Son pocos los datos históricos sobre este municipio en el que se han encontrado restos neolíticos, calcolíticas y de la edad del bronce; los primeros asentamientos datan del paleolítico superior (15.000 aC) como lo demuestran las pinturas rupestres de la «cueva del Reinós». También se encuentran muestras de «Arte Levantino» en la cueva de las Torrudanes (1.800 aC).

Después de los asentamientos romanos de Cariola, sólo se encuentran restos varias de las alquerías moras del valle. (Benissa, Bisbilan, Benicasim, Benissuai, Cairoli y Serra). Tras el Tratado de Pozuelo, (1244) el valle y las sedes alquerías que pertenecían al caudillo moro Al-Azrak pasa a las manos de Jaime II. Tras la expulsión de los moriscos de 1609, el valle es repoblada por colonos procedentes de Mallorca, lo que explica los apellidos que actualmente conservan los habitantes: Mengual, Fraude, Llodrà, Mas, Masanet …

A partir de mediados del XVIII ya sólo se habla de tres alquerías: Benissuai, Villars y Sierra gradualmente desaparece Serra y unen Benissuai y Villars en el actual núcleo urbano que empieza a llamarse La Vall d’ Ebo (o Evo) a finales del XVIII.

Back to top